EMPEZAR POR ALGO

“Cuando era adolescente y empecé a ser consciente de lo que me gustaría para mi vida, siempre tuve muy claro que quería emprender, trabajar en mis propios proyectos y tener mi propia empresa.” – Hoy es una realidad y me asusta. Cuando digo que es una realidad es por que ya estoy en el proceso, largo y duro proceso para construir lo que siempre he querido. Un paso a la vez. Mi primer paso fue arriesgarme a hacer lo que me apasiona y lo que me hace feliz. Estaba haciendo mi práctica profesional en un reconocido canal de televisión en mi país, Colombia. Trabajar en un canal de televisión en el que hay muchas oportunidades e infinidad de cosas para aprender, quién dejaría pasar esa oportunidad? Ya finalizando, siempre me hacían la siguiente pregunta ¿Y tienes oportunidad de quedarte ahí?No estaba segura, posiblemente si estaba la posibilidad de poder quedarme, de que me ofrecieran un buen sueldo y seguir trabajando ahí, pero siempre puse en la balanza, la comodidad de quedarme ahí ganando un buen sueldo y no disfrutarlo o salirme de mi zona de confort, depronto no ganarme el sueldo que podía ganarme ahí y ser feliz haciendo lo que me apasiona, me gusta y empezar a trabajar por mis sueños. Adivinen, ¿qué escogí? A pesar de muchos comentarios de personas cercanas que me decían que lo mejor era que me quedara ahí, que TENÍA que trabajar primero en una empresa para poder hacer después mis proyectos porque es la única manera de tener experiencia. Respeto ese punto de vista, pero no lo comparto porque nunca hay sólo una forma de hacer o lograr algo, en este caso de adquirir experiencia y cumplir tu sueño, simplemente son caminos diferentes. El que yo escogí, es salirme de mi zona de confort constantemente para empezar a trabajar por lo que sueño y por lo que quiero lograr. Como parte de eso, es estar escribiendo este blog. Siempre dejamos de hacer lo que queremos por lo que piensen los demás, porque nos da miedo ser juzgados y nos da miedo fracasar en el intento. Si fracasamos, nos paramos y volvemos a intentar, es mejor arriesgarse a quedarse en el “que hubiera sido”. ¿Por qué no más bien dejamos eso a un lado y empezamos a hacer lo que nos gusta y queremos sin pensar en el “qué dirán”? Eso si, hacer lo que queremos y nos gusta haciendo las cosas bien y sin pasar por encima de nadie. Debo decir que si es difícil. Es difícil tomar la decisión de empezar a estructurar tus propios proyectos y saber que no tendrás el ingreso seguro que da tener un empleo fijo en una empresa. Pero mientras uno le ponga todo el amor y la pasión, sabiendo que se deben hacer muchos sacrificios y sobretodo esfuerzo, seguro la recompensa vendrá con el tiempo. PACIENCIA, algo de lo que carecemos los Millennials. Y ahora qué? Por dónde empiezo, qué hago? En mi caso desde que lo decidí, dediqué 3 meses a viajar, mirar para el techo, levantarme tarde, ver qué hacer, preocuparme por qué iba a hacer ahora, cuestionarme si había hecho lo correcto, pero lo más importante de esto es que empecé un proceso de conexión conmigo misma. Cuando uno tiene un objetivo claro, la vida se encarga de ponerte a las personas y situaciones correctas para fortalecerlo y ayudarnos a cambiar, mejorar y afianzar aspectos de nosotros mismos y de nuestra vida para lograr eso que deseas. Todo pasa por algo, “TODO PARA BIEN, NADA PARA MAL”. No por nada DIOS nos da las herramientas, las capacidades, habilidades y talentos para ciertas cosas. No por nada me apasiona y tengo talento para la fotografía y tomo las fotos de mi propia marca, no por nada terminé estudiando diseño industrial y pude hacer la imagen de mi marca y adquirir la estructura del pensamiento creativo. Ahora que empiezo este nuevo proyecto, y mi sueño de tener mi propia empresa se está materializando, y ver que con ella puedo cumplir mi propósito de vida, no saben la emoción que me genera! Cuando se me ocurrió crear The ELEMENT dije: si voy a hacer una marca de algo, quiero que tenga sentido para mi y para la gente que la use. Creo que es mi manera de aportar a la sociedad, de poner mi granito de arena. The ELEMENT busca ser más que una marca de ropa, busca ser un movimiento, un estilo de vida y una forma de ver la vida basada en la filosofía de la Ley de la Atracción y el Minimalismo. Dedicarnos a lo importante y positivo y descartar lo innecesario y negativo para alcanzar la realización personal. Desde que empezó el boom de las redes sociales, me he dado cuenta que es una herramienta simplemente instantánea para llegar a miles de personas, entonces si es así, ¿Porqué no darles el mejor uso y aprovechar eso para influenciar a las personas sobre aspectos positivos y entregar un mensaje constructivo? Decidí crear una marca que inspire e influya positivamente. Siempre he sentido que tengo la facilidad de llegarle a las personas, de influenciar a los que me rodean a hacer cosas positivas, a ser mejores y alcanzar sus metas. Por eso, quise aprovechar para abrir este espacio en el que se genere comunidad, en el que se puedan compartir historias de vida, en el que podamos aportar y aprender de otros y de nosotros mismos. Si a través de este espacio se puede lograr ese objetivo de inspirar a alguien, que lea esto y le genere un sentimiento positivo al menos, es suficiente. Quiero que cada persona que decida ser parte de este proyecto, sea ese elemento positivo en su entorno que ayude e inspire a otros para contribuir con nuestra misión de hacer un mundo mejor y más feliz para todos. Así que hoy quiero invitarlos a que se arriesguen a vencer el miedo al fracaso, que se arriesguen por sus sueños, que lo intenten hasta lograrlo! Si algo no funciona, cambiar el plan pero no la meta. Dar lo mejor de ustedes para recibir lo mejor de los demás. Aún me falta mucho camino por recorrer, hasta ahora empiezo y esto es apenas un primer paso para lograr otro más grande, pero ya tengo la satisfacción y tranquilidad de saber que me arriesgué, que sigo arriesgándome, con miedo? Si. Pero aprendí que entre más miedo da, más vale la pena y más satisfacción da cuando lo logras.  #BETHELEMENT #THELEMENTPROJECTGGR.- Creadora ​

...
...